La historia de esta compañía se remonta al antiguo Fundo El Carmen de Huechuraba, de propiedad de don Horacio Johnson Gana.

El año 1965 el fundo se subdividió a los hijos, heredando don Hernán Johnson Llona 100 hectáreas de terreno, siendo estas 50 urbanas y el resto del cerro.

El origen del patrimonio de don Hernán proviene del desarrollo del mega-proyecto inmobiliario El Carmen de Huechuraba, que comenzó su configuración a fines del año 1996.

De las hectáreas urbanas se han desarrollado y vendido del orden del 77%, quedando por desarrollar y vender aproximadamente 11,5 hectáreas.

En el año 2004, la empresa familiar tuvo un importante proceso de profesionalización y estructuración, incorporando directores y profesionales externos a su organización. H&C Inversiones pasa a ser la sociedad holding que consolida y controla todas las inversiones de don Hernán Johnson.

Desde sus inicios, el ánimo de don Hernán fue tener una posición importante en el negocio inmobiliario, otras menores en el negocio agrícola de exportación, instrumentos financieros y private equity, como diversificadores de riesgo.

A principios del año 2008 se incorporan sus hijos a la propiedad de la compañía.